LUCHAR POR EL AGUA NO ES DELITO.
El agua dulce en el planeta es escasa. Alrededor del 2,5% del total del agua (1.400 millones de km3) es agua dulce. De ese porcentaje el 30,1% corresponde a aguas subterráneas y las superficiales (ríos, arroyos, lagos y otros) solo contienen el 0,4%. También sabemos que el cambio climático de la mano antropocéntrica atenta contra el medioambiente, la biodiversidad, la salud y la nutrición de los seres humanos sobre todo de los más vulnerables en todo el mundo y en especial en nuestra región (el sur global). Desde la década del 90 en adelante se ha migrado del “consenso de Washington” al “consenso de los commodities”. Así, vemos que la trilogía nueva de los commodities está conformada por los agronegocios, los hidrocarburos no convencionales extraídos por fracking y la megaminería con el actor de moda que es el litio. En nuestro país conviven todos estos actores que generan una extraordinaria transferencia y despojo de nuestros recursos naturales a la vez que se incrementa el empobrecimiento y la injusticia social y ambiental.

Respecto de la megaminería, en Argentina conviven negocios de explotación en el norte argentino con el litio, pero también en el sur con el aluminio, la plata y el oro. Tal es el caso del “proyecto navidad” en la provincia de Chubut (ver documento completo en el siguiente link).  En la minería de este tipo luego de un proceso inicial de obtención de los minerales, se trata el lixiviado con sales de cianuro, ácido sulfúrico, etc, para obtener un precipitado del que se extrae plata y oro doré (mezcla de oro y plata sin refinar). Los residuos cianurados, los líquidos ácidos, el mercurio, arsénico y otros residuos contaminan las aguas subterráneas y superficiales así como degradan y erosionan el suelo. Es así como poblaciones enteras sufren la falta de agua para ellas y sus producciones locales, además de una extrema contaminación.

Las luchas de los habitantes de la Rioja (Famatina), Catamarca (Andalgalá), San Juan (Jáchal) y Chubut (Rawson, Trelew y Puerto Madryn) contra la voracidad de las empresas mineras son un ejemplo de resistencia y de iniciativa popular que los gobiernos de turno han criminalizado, generando procesos judiciales para aleccionar a quienes se atreven a pelear por un derecho tan básico como el acceso al agua. Asimismo se puede decir que toda la Patagonia es territorio de disputa por el agua si se le suma el fracking.

Desde el Área de Ambiente de COAD nos solidarizamos con las 16 personas procesadas en Chubut y decimos que LUCHAR POR EL AGUA NO ES DELITO.


Jubilaciones Salarios Beneficios Talleres 2023 La Materia Impertinente

Dónde estamos

Tucumán 2254
(0341) 6799499 - 6799500

Contactanos